En esta vida…

Se pasaría gran parte de la tarde en el cine según se había acordado en una cita por teléfono. La intención era ver a ‘Hulk’ haciendo destrozos y demostrando que la fuerza bruta no es tan bruta si hay una mujer en frente. Las ganas de estar sentado en una butaca disfrutando de la cinta al mismo tiempo que se aprovechaba la penumbra para admirar el perfil de una bella mujer conocida a quien no se conoce totalmente se vieron turbadas cuando se descubrió que los lugares adentro de la sala resultaban escasos e desapropiados, y peor aún: los horarios siguientes eran inconvenientes así que tal situación guió instintivamente a la sala 3, en donde se exhibía ‘phone booth’ [esta cinta es regular, ni buena ni mala] sinceramente es otra cinta más.

La cita continuó con una parada en la cafetería, con unas papas a la francesa y un café capuchino que pasaba de un lado de la mesa al otro, testigo mudo de las miradas que surgían entre aquellos dos mientras se acariciaban las manos. El tiempo transcurría y la plática resultó reveladora e interesante, las palabras fueron brotando poco a poco.
De un lado de la mesa se decía que justamente aquí, es donde se conoce el paraíso y el infierno al mismo tiempo, según transcurra la vida desmenuzada día con día.
Del otro lado de la mesa se decía que justamente aquí, es donde se conoce el paraíso a un nivel intermedio…. según las ideas en curso, se afirmaba que esto no podría ser el infierno, tan solo bastaba mirar el entorno para creerlo.

Para quienes tienen la conciencia tranquila, han aprovechando lo que les ofrece el día, y han disfrutado cuanto han podido, no hay temor para dejar esta vida, no hay miedo, no hay ansiedad, no hay dolor…

Estando entre el cielo y el infierno, las confesiones del corazón abren las puertas y dejan escapar pequeños rastros de humedad en los ojos… es por la lluvia seguramente; este clima tan húmedo y frío hace que se empañen los vidrios!

Algunos creen que la resurrección es posible; que es posible morir un día y no saberlo al instante; es posible que muera algo, pero no el cuerpo ni el alma, ni la mente, muere algo más profundo y obscuro. Justamente por esa razón, la que dice que no muere todo; se cree que lo esencial, lo espiritual se libera y busca un cuerpo donde alojarse para darle vida, vida nueva que a final de cuentas proviene de la muerte… paradójicamente, aquello que no muere encuentra hospedaje en el mismo cuerpo del que salió.

Es entonces cuando nace un nuevo ser que se mueve y se dirige según va descubriendo, aprendido, conociendo e intuyendo; aquel ser lleva pocos meses de vida pero ya camina y pronuncia sus primeras palabras; lo importante es que no pierde la visión de que: aún le queda mucho por aprender. En su código genético están escritas las razones del porque está aquí y cual es la razón que le da vida…

Si le preguntaran a este ser: Sabes que tu vida partió de la muerte; eres capaz de aceptar a la Muerte sin miedo ahora mismo?

Apuesto que la respuesta inmediata sería: No! aún no es tiempo para iniciar la partida… aún falta mucho por hacer. Tengo una razón enorme para vivir.

En consecuencia de todo lo visto, escuchado, tocado y olido, puedo decir que he tenido una tarde interesante, de esas que llegan cuando se comparten las horas con una persona singular y de su boca sale una plática singular.

Por eso amo tanto a esta mujer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s