Quien fuera

La lluvia ligera humedecía las calles, en el aire había un olor a tierra con sabor a barro… el paisaje es hermoso, parecía una postal; una pareja que iba de la mano entra a un café, piden un par de tazas de café con leche y se sientan.

Los ojos de ella lucen más grandes y bellos esa noche, quizá sea por la luz, quizá sea por la sobredosis de amor, quizás sea todo mezclado con la realidad.
El coge la mano de ella entre la suya y comienzan a platicar, los minutos se desgastan y se hacen horas, todo parece detenerse afuera. Solo importa el momento, la persona, la platica, solo existen tu, yo, nosotros y ese par de tazas de café mezclado con leche y azúcar.

La música trovadoresca sirve de fondo… un par de trovadores errantes hacen del momento algo inolvidable; las pupilas se abren como dos farolas. La música cuesta, voluntariamente salen del bolsillo 15 pesos. Con amabilidad acceden a interpretar otra tonada: Quien Fuera de Silvio Rodríguez.

Las cuerdas se rasgan y vibran contentas.. esta noche harán su trabajo. Una voz femenina rompe el silencio, ellos se siguen mirando, sonriendo.. hablando de todo y nada a la vez; se sujetan de las manos y se aprietan con fuerza los dedos, para darse confianza, para decir te amo en un lenguaje silencioso que solo ellos saben interpretar mientras se miran a los ojos y sonríen.

Estoy buscando una palabra
en el umbral de tu misterio.
¿Quién fuera Alí BaBá?
¿Quién fuera el mítico Simbad?
¿Quién fuera un poderoso sortilegio?
¿Quién fuera encantador?.

Estoy buscando una escafandra,
al pie del mar de los delirios.
¿Quién fuera Jacques Custeau?
¿Quién fuera Nemo el capitán?
¿Quién fuera el batiscafo de tu abismo?
¿Quién fuera explorador?.

Corazón oscuro,
corazón con muros
corazón que se esconde,
corazón que está dónde,
corazón en fuga,
herido de dudas
de amor.

Estoy buscando melodía
para tener como llamarte.
¿Quién fuera ruiseñor?
¿Quién fuera Lennon y McCartney,
Sindo Garay, Violeta, Chico Buarque?
¿Quién fuera tu trovador?.

Corazón oscuro,
corazón con muros
corazón que se esconde,
corazón que está dónde,
corazón en fuga,
herido de dudas
de amor.

Días así son de los que no se olvidan, el tiempo pasará y si acaso la memoria llegara a fallar, ahora se que al escribir esto, quedará el vestigio de que ese momento si existió, que fue real y no un sueño… que ese chico era yo y esa chica era Silvia.

Porque amar así es algo para recordar toda la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s