Así de simple

Entras, tomas un asiento, vacias tus bolsillos, te regalan una sonrisa, te entregan un contrato que están seguros no leeras, firmas un par de hojas, sales del lugar sin dinero y con un trozo de plástico en la billetera y cuatro numeros en mente que tendras que recordar para poder sacar tu propio dinero…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s