Lo reconozco

De pronto me convierto en un ogro por razones diversas y dispersas, afortunadamente Dios puso a mi lado a una mujer que con su enorme paciencia, ternura, sencillez y un modo muy especial de ser, logra hacerme reir, olvidar los malos ratos y darme cuenta de que con ella a mi lado, las cosas van mejor.

Finalmente es ella quien me provoca tranquilidad, felicidad y de vez en cuando un enojo, claro.. ninguna relación será perfecta, lo importante como dice ella es: Aprender a tolerar y a tener paciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s