El grito de independencia

Silvia y yo teniamos planes para fugarnos a Tlaxcala para dar ‘el grito’ a la media noche; pero algo inesperado sucedió y terminamos los dos en el hospital…. claro, no estabamos en calidad de pacientes, en realidad estabamos esperando a que dieran de alta a Victor [hermano de Silvia] ya que por la tarde se habia dislocado el tobillo derecho jugando basquet.
En fin… ambos nos quedamos con las ganas de dar el grito, aunque con los de Victor sobre la cancha fue suficiente!
Quien imaginaría que él terminaria en el hostpital disfrutando de una dosis cuadruple de rayos X, analgesicos, desinflamatorios y bastante yeso que le inmovilizará el tobillo por algún tiempo… Silvia y yo estuvimos esperando y esperando y esperando, hasta la media noche en la sala de urgencias… hasta que dieran de alta a Victor, justamente cuando llegó Don Francisco en el auto para llevarlo a casa.
Mi “cuñado” se veía bastante tranquilo y sereno a pesar de la lesión bastante dolorosa que sufrió [tiene el tobillo del tamaño de un balón de fut-bol americano]. Todo saldrá bien… espero que se recupere pronto.

Silvix: a donde quiera que sea que tu vallas, ahí estaré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s