Me da..

Cada que agarro [¿o ella me agarra?] una depresión sentimental, se me ocurre la maravillosa idea de pararme frente a los aparadores para mirar cualquier pendeja cosa, ya sean teléfonos celulares, libros, CD’s, equipo de computo.. etc.
Lo escrito hasta ahora parece que no es malo; lo realmente malo es que si llevo dinero en la cartera seguramente saldré de la tienda con las manos ocupadas; precisamente eso fue lo que sucedió hoy como otras tantas veces; terminé comprando algo nuevo para distraer la mente de lo que realmente me trae atontado.

Pero bueno… para que me quejo? Si tengo que estrenar un bonito scanner que tiene una resolución óptica de 600 x 1200 dpi’s reales [19200 dpi’s de interpolación]; que se conecta fácilmente por el puerto usb, que no necesita fuente de alimentación y que es tan delgado que no sobrepasa los 5 cm’s de altura muahahaha =)

Lo reconozco… siempre me pasa igual; pareciera que comprando cosas que a final de cuentas ni falta me hacen [no son objetos de primera necesidad]; trato de llenar el vacío que siento aquí dentro… ciertamente aquel sentimiento de pérdida se desvanece mientras me dura el gusto por el objeto nuevo; lastima que el gusto sea pasajero y dure tan poco.

Aquella sombra borrosa que mirás; soy yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s