Cielo y tierra

Nos hemos distanciado un poco, por las múltiples cosas que han ocurrido últimamente, como la excesiva carga de trabajo, las presiones y otras cosas; ambos nos hemos desesperado un poco y ambos nos hemos molestado un poco, pero siempre tenemos las ganas de decir: te quiero mucho, de darnos un abrazo fuerte y reconfortante, para continuar adelante con esta relación que vale tanto…

Es cierto, nos hemos alejado un poco… pero cuando nos acercamos y nos miramos a los ojos podemos encontrar aquello que nos ha mantenido juntos por casi dos años, aquello que nos alivia y nos permite dejar a un lado las diferencias y nos permite sonreír, aquello, que no es aquello sino amor.

Un amor que hace de nuestras tardes y noches un momento de gloria; disfrutar de una taza con té de limón contigo es más deliciosa que una taza con té de limón a solas… juntos hacemos del momento algo especial, ya sea una platica, una visita a Tlaxcala, un recorrido en bicicleta, un día de trabajo, media hora de tiempo compartido o un saludo breve pero sustancioso.

Mi niña, mientras tu acariciabas a tus gatos [que tanto quieres] con ternura inigualable, te observo y redescubro aquella imagen hermosa de la cual me enamoré a primera vista, vuelvo a mirar aquellos ojos cargados de ternura que tantas veces me han hecho feliz y me han llenado de paz, admiro tu labios carnosos, acaricio tu rostro; la sensación de tu piel suavecita bajo mis dedos y disfrutar del carácter que posees [y espero nunca cambies] me pone bastante feliz.

Deberias de verte; luces tan tierna haciéndole cariñitos a uno de tus gatos, que plácidamente reposa sobre tus piernas. o cuando caminamos hacia algún lugar y de pronto dices alguna frase espontánea y genial… [mientras tanto] … te admiro, te respeto, te miro sin decir nada y mi seguridad en ti se eleva, mi amor por ti incrementa y el gusto que causas, se aferra a mi mente… hay una revolución dentro de mi; es un momento sencillo y al mismo tiempo muy especial; más de una vez me descubrirás mirándote… sin decir nada.
Hay tardes de gloria y esas son las que paso contigo, es reconfortante estar contigo en comunicación, conectados por hilos invisibles… te dire que a veces no hay tantas palabras saliendo de mi, eso es porque a veces las considero insuficientes o incompletas.. a veces te doy un beso y con ello te digo todo lo que no puedo decirte con sonidos y se que tu lo interpretas aún con la ausencia de palabras… tu rostro y tu mirada lo dice todo… tu me entiendes.

Que nos deparará el futuro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s