Porqué?

Tantas cosas pasan de moda, llegan y se van, y entre lo duradero se encuentran las emociones humanas en distintos terminos. Creo que nunca pasara de moda decir “Te odio”, “Te extraño”, “Te quiero!” o “Te amo” y no entro en detalles si se dice o se escribe de una forma u otra, al final de cuentas el sentimentalismo no pasa de moda.

Me preguntan y me pregunto: Qué te hace querer a una persona?
He pensando en ello mientras recorría el camino de retorno a casa desde San José Mayorazgo.
Que me hace querer a una persona?

Su apariencia? mmmmm creo que no del todo, porque si fuera tan sólo eso, hablaría de un gusto y no de un cariño.

La forma de hablar? mmmm sí, un poco… aunque huyo como un leproso de las personas que hablan por hablar y dejan decir nada a su oyente y aunque hablo poco, tambien me gusta ser escuchado…

Su gracia, humor y carisma? mmmmm sí, en cierta medida, aunque no lo es todo,porque si lo fuera, entonces tendría un gran cariño por los payasos, locutores de radio y por tanta gente chistosa que anda suelta por la ciudad.

Estoy pensando, que aquello que me hace querer a una persona no es derivación de un elemento único, inequívoco o atómico [indivisible]; mas bien es la unión de cosas de naturaleza diversa, producto de la admiración y el respeto por las cualidades que observo en la otra persona además de cierta empatía [mutua].

Y sí, quiero a mi hermana porque es mi hermana y porque la admiro así como al resto de mi familia.

Y sí, quiero a mis amigos porque comparto ideas similares, nos escuchamos, nos aconsejamos mutuamente, porque somos sinceros y no nos defraudamos.

Y si quiero a una mujer, es por todo lo que es, porque seguramente me agrada tanto física como intelectualmente, porque siento que podemos aprender mutuamente, porque me causa admiración, por sus gestos, por la forma en que habla de los demás sin que esten presentes, por su dedicación, por la forma en que ríe o se enoja, por lo que espera de si misma y de quien le rodea, por su nobleza, por su sencillez que no será lo mismo que simplicidad, por su libertad de ser y por ser… como es.

Si venimos a esta vida para aprender bastante, para enseñar un poco, para edificar, para mover, para ir a favor o en contra, para sufrir, creer, llorar y golpear [o ser golpeados] y seguir de frente, para mirar, hablar, oir y hacer algo tan simple como sonreir; incluyendo una lista interminable de verbos en infinitivo; si es así; porque no creer entonces que tambien venimos para amar?
Hay que darse la oportunidad…

Tengo una amiga, que trabaja como hormiga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s