Peleonero.

Hoy si de plano, amanecí con las ganas de decir ya no más.

En el laboratorio donde estoy haciendo el servicio social, de los tres encargados (Rubicel, Yolanda y Yo) siempre hay solo dos, Rubicel y yo.

El problema no radica en la ausencia de Yolanda, el problema es que cada que ella va al laboratorio, se anota en la bitácora por todos los días que no ha ido, se adjudica horas que no ha cubierto y encima de todo, reinicia el servidor (del que me hago cargo) sin una razon justificable.

Caray, eso es tal vez lo que mas me molesta, que reinicie el servidor oprimiendo el botón de power/off como si se tratara de una maquina común y corriente… (aunque viendolo bien, sí, es una máquina corriente y común)

Y su escusa de siempre es “no le pasa nada”
Si de plano no entiende lo importante que puede ser para un administrador mantener un servidor sin interrupciones el mayor tiempo posible, pues mejor que se ponga a jugar solitario o buscaminas en cualquier otra máquina, pero no en el servidor de la facultad!! y mucho menos si está a mi cargo.

He tratado de mantener ese equipo sin interrupciones y a lo más que he llegado ha sido un periodo de 40 dias consecutivos, siempre llega y me arruina el uptime, sin importar el numero de veces que le he dicho que en Linux, no es necesario reiniciar el equipo por X o Y razon.
A veces, creo que lo hace a proposito porque sabe que me molesta que lo haga.

No se si me molesta más que se meta en el servidor y lo reinicie o de plano, que se anote en la bitácora las horas que no ha cubierto efectivamente.

Lo cierto es que hoy si, le dije con mucha franqueza y hasta un poco de rudeza que ya se estaba pasando de lista, que las primeras semanas nosotros (Rubicel y yo) de cuates, no chistábamos nada, pero conforme van pasando los meses, esto se ha convertido en un abuso de su parte al no cumplir realmente con las horas que agrega a su cuenta.

Si las cosas no cambian, hablaré con la Coordinadora del laboratorio, y no me importa que Yolanda me vea con malos ojos, la verdad, es la verdad; esto ya ha sido demasiado!!

Mas tarde, en el trabajo fui a cobrar, a eso de las 12:30, cerca de las 2 pm querían pagarme 90 pesos menos de lo que realmente me corresponde y vamos, no es la primera vez que sucede algo así, mas nada había dicho… hasta el día de hoy!

Y no me sorprendía; pues cada que llega la quincena de cobranza, se presenta el mismo problema: Profesores inconformes porque no reciben su pago a tiempo o porque reciben una parte del pago total y a la siguiente quincena, reciben parte de lo que estaba pendiente y parte de la quincena actual. Angelines que se limita a decir que el director no le ha dado el dinero suficiente. El director diciendo que la escuela no ha recaudado fondos suficientes. El contador de la escuela (que hace mancuerna con los profesores) revelando los números reales de la institución y desmintiendo al Director a voces discretas.

Basta!!
Me tenían que pagar 540 pesos por la quincena de Diciembre (cantidad realmente escasa en estos tiempos) pero sólo querían pagarme 450 pesos.

Angelines (la chica que se encarga de pagar) me dijo “Si quieres, te doy los 450 pesos, firmas de recibido y luego hablas con el director” mi respuesta (llámale orgullo si quieres) fue la siguiente “No Angelines, voy a hablar con el director para que me paguen todo!”

El director estaba en junta, esperé hasta las 3pm, el salió y hableé con el, sin temor a decirle lo que pensaba.

Le dije que me parecía ilógico e injusto que la institución nos pida un gran compromiso de puntualidad (nos tachan la hora si llegamos 5 minutos tarde), que nos pida un alto grado de compromiso y de cumplimiento con los alumnos y que en contraparte no exista un compromiso por parte del instituto en pagar completo y a tiempo a sus profesores.

El Director, tan rollero que es, comenzó a decirme que la escuela estaba en una etapa de crecimiento, que los fondos son escasos, que el nuevo laboratorio de química, que la camioneta nueva, que el laboratorio de computo, que el futuro auditorio, que no se qué…
Le interrumpí diciéndole que al rato, va a tener un gran numero de alumnos inscritos pero pocos maestros comprometidos de verdad, que afuera hay mucha gente con deseos de trabajar y que desde mi perspectiva, si la situación continuaba – pues así ha sido mucho antes de que yo llegara- más de un profesor le cedería el lugar a otra persona.

Y no es por creerse el ombligo del universo, ni mucho menos pretender o pensar que sin la presencia de un profesor una escuela privada se irá a pique, lo cierto es que cuando una institución cambia muy seguido de profesores se crea una mala fama, además; para los alumnos es algo difícil adaptarse a un profesor distinto cada cuatrimestre y algunos terminan por desertar o buscar “una instituto más serio”.

Total que el director cumplió su obligación y yo cumplí mi derecho de cobrar la quincena completa, la verdad es que 90 pesos parecen nada, pero sigo pensando que si ya cumplí con mi trabajo, es justo recibir el pago justo.

Angelines me pago mis 540 pesos, el director tal vez pensó: “Pobre diablo, por 90 pesos me hace un escándalo” y yo salí menos molesto y con un trío de billetes en la cartera.

En la facultad sentí un poco de pena al entrar al laboratorio, pues ilian llevaba un par de horas esperando; me disculpe con ella y luego nos fuimos a MetLife a entregar unos formatos, platique con ella, ella platico conmigo; ambos nos comimos una tanjarina en el camino y terminamos con las manos pegajosas y no paramos de juguetear.
Reímos lo suficiente y seguimos en lo nuestro, mas tarde nos despedimos, ella para su casa y yo para la facultad; asistí a clase de 5 a 7:20 y ahora hago el recuento del día.

La verdad siempre será incomoda para quien pretende ocultarla o para quien abusa del silencio de los demás.
No esta de más exigir lo que por derecho nos corresponde
Una persona especial puede esperar a veces más de lo necesario sin que se lo pidas como un gesto de nobleza desinteresado.
Una buena conversación con mi amiga es algo que considero muy valioso.

Anuncios

2 pensamientos en “Peleonero.

  1. Sí, ahorita son 90 pesos, ¿y cuándo sean 200 o más? No, sí estuvo bien poner alto al abuso, tanto en el sueldo como en el laboratorio. Digo, todo tiene un límite.

  2. Yo estoy peleando 1,000 pesos! imaginate!, tienes toooooooooooooooooooooooda la razón en los dos casos expuestos aquí, muy bien! :), hay que dar el justo valor a tu trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s