Soborno

El viernes pasado, para llegar al trabajo, me subí a una de esas combis nuevas, esas a las que les adaptan un techo mas alto para poder ir con “comodidad”.

Ocupe el unico asiento vacio y delante de mí, vi a una persona que leía unas fotocopias en un idioma incomprensible para mi, además de que no veía con claridad dado mi astigmatismo de 0.5 y 0.6 de mi ojo izquierdo y derecho respectivamente.

Saqué mis lentes (no podría quedarme con la curiosidad de no saber en que idioma estaban esos garabatos) me los puse y vi puros simbolos raros, primero pensé que era griego pero con un poco mas de atención descubrí que se trataba de ruso.

Aquella persona (joven), de complexión ancha, bajita y de cabello castaño iba leyendo en ruso…
Me pregunté: “Cómo es que alguien que habla/lee ruso, anda en combi?!”

Pregunta incoherente tal vez, pero eso fue lo único que pensé en ese momento, tres minutos después, anuncié que bajaba en la siguiente esquina.

En el trabajo hemos tenido la primera semana de examenes y evaluaciones. (He tenido una semana bastante ocupada.)

Un chico de tercer año, antes de hacer el examen me dijo: “Profe, le doy 500 pesos por un 6 o un 7 aunque sea.”

Me reí y obviamente le dije que no, le sugerí que mejor se esforzara y que contestara lo que supiera. Es obvio decir que no se conformó con mi respuesta, pues me insistio una vez más pero ahora con otra táctica: “Andele, es mas de lo que gana en una semana y le juro que no le digo a alguien”

“Mas de lo que gana en una semana” … Cierto! Era muy cierto aquello -pensé-.

En los ultimos meses he tratado de ahorrar dinero, pues en Agosto inicia el diplomado que quiero cursar. Cuesta 12 mil y apenas llevo menos de la mitad.

La tentación me tocó dulcemente por un instante, pero no lo suficiente.

Me reí y le dije con ese aire como de consejería: mira, no estoy aquí por el dinero, si viviera de lo que me paga la escuela creeme que ya no vendría. Estoy aquí porque me gusta enseñar (cosa cierta) y porque espero que ustedes aprendan algo. Si quieres darme un buen pago, aprueba tu examen.

En lo anterior, había mitad verdad y mitad mentira.

Estoy en ese lugar de trabajo no por otra razón mas que por el horario tan flexible que me han permitido tener. Durante cada cuatrimestre que he cambiado de horario en la universidad, en el trabajo se han reajustado las horas laborales. Creo que por el momento, en ningun otro lado me darían esa enorme facilidad.

No estoy por lo que me pagan? Lo que recibo mensualmente no es mucho, mas bien es poco, pero ese dinero me ayuda a solventar algunos gastos. Peor sería no trabajar.

Es cierto que me gusta enseñar, me da cierto cosquilleo cuando veo que los alumnos van aprendiendo y me lo demuestran en sus practicas dentro del laboratorio.

Siento que mi tiempo ha valido la pena cuando la mayoría aprueba los examenes escritos y cuando me entregan sus proyectos que aunque no son tan exactos como yo quisiera, reflejan claramente su esfuerzo. Los dieces nunca faltan en las listas de evaluación.

Con 2 año –que ahora es tercero recuerdo una anecdota que me dio fama de estricto.– Un dia comencé a revisar proyectos y noté que uno era la copia de otro y ese otro, la copia de otro. Se notaba porque tenían los mismos errores; no había duda: Me querían engañar!

Aquella vez, reprobé a la gran mayoría, casi 3 cuartas partes. El director habló conmigo y me sugirió que les diera otra oportunidad. Negativa rotunda de mi parte.

Desde entonces, saben que no acepto engaños, ni en proyectos ni en examenes…

Y ahora que me han querido sobornar, reconozco que por un instante sí pensé en la oferta que me hacía mi alumno e incluso me pareció una tentacion; pero no procedió.

A veces, el orgullo sirve de algo.

Anuncios

5 pensamientos en “Soborno

  1. No hay mayor satisfacción que la de reconocer cuando tus esfuerzos no han sido en vano ¿no vaLar?

  2. Cierto.. causa satisfaccion ver los resultados positivos de lo que haces.

    En lo personal, no espero que la gente elogie el trabajo que hago, al final de cuentas es mi obligacion (hacerlo bien). =)

    Saludos mi estimado Gabo!

  3. Felicidades.. eso es lo que hace falta no solo en Mexico sino en el mundo.. (no hace falta maestros buenos.. bueno si.. jaja ) pero gente asi.. con valores bien puestos.. felicidades…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s