Debes morir

Tus alas perturban mi sueño, el tiempo para ti es irrelevante; que más da si son las 4 o 5 de la mañana!
Te importa poco que mi cuerpo ocupara un sitio en la cama a las dos y media de la mañana y que precisamente ahora sean las cinco y tres minutos; momento en que me has obligado a prender aquella luz incandescente que lastima mis pupilas y choca contra mis parpados hinchados.

Dos mil años de evolución genética no pueden permitir que tú sigas vivo, porque yo soy mas grande, más inteligente, mas peligroso, más rapaz y aunque tu tengas un cuerpo ligero y rápido, miles de ojos y una sensibilidad mayor; tengo una ventaja sobre ti: soy humano y eso pone en claro muchas cosas.

Esta noche tu mayor osadía terminará; tu vida arrancaré de un solo golpe, me verás parado sobre la cama con una playera en mano como inevitable fusíl, y sin que puedas hacer algo en contra, haré que tus alas nunca más provoquen mi despertar ni produzcan su sonido característico cerca de mis timpanos.

Tu aguja no penetrará mi piel, no saborearás el dulce sabor de mi sangre una vez más; ya lo has hecho más de tres ocasiones en tan sólo un par de horas. Eres insaciable, voraz y ambicioso.

La ambición no es buena, tienes que saberlo… bien pudiste quedar tranquilo con un par de ataques exitosos y furtivos que me hiciste, pese a mi descontento y burlandote de mi errante mano que golpeó sin precisión la piel desnuda: volviste a insistir y mira lo que has provocado…

Me has despertado en plena madrugada a sabiendas que duermo muy poco y que me costará trabajo conciliar el sueño una vez más. (Imposible intentar dormir ahora).

Quizas pensabas que bromeaba, pero ahora yaces muerto sobre un escritorio polvoso y sucio, tus alas no se moverán nunca más, te fotografiaré y te exhibiré en honor a tu desdicha.

Para algunos, serás un mártir, un kamikaze derribado en combate, un ser vivo inocente, pero para mi serás simplemente un mosquito muerto, una criatura menos, un ser que ha perecido en manos de un humano que despertó con instinto criminal a las cinco de la mañana.

Y ahora veo… no estabas sólo!!
Esta noche habrá doble funeral; por favor comprende que esto es mi propia naturaleza, así como lo era la tuya: ser osado e impertinente.

No te sientas mal; es nada personal y prometo no atentar contra los de tu especie… si ellos respetan mi descanso nocturno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s