So stupid!

Salí del trabajo y luego fui a comer a esa fonda económica a la que comúnmente voy, en la que me sirven un plato con arroz, me dan el guisado del día y de beber: agua de frutas naturales.

Entre las cosas más tristes que pueden pasarme es la de comer solo. A veces me acostumbro pero otras tantas [la mayoría] sigo sin disfrutar del momento pues la soledad hace del plato mas delicioso un simple alimento para el cuerpo, no para el espíritu.

Ocasionalmente, tengo el gusto y al mismo tiempo, la necesidad de invitar a que me acompañen a comer, muchas veces porque se que la compañía será grata, otras veces simplemente porque no quiero comer solo.

No me gusta comer solo.

Entre las cosas que no me gustan [que no son muchas] también se encuentra el que no me agrada mojarme con la lluvia, simplemente no me gusta mojarme; si tengo que esperar dos horas hasta que escampe, entonces ¡Esperaré dos horas con gusto!
Definitivamente no me gusta llegar como cartón [¿o ratón?] remojado a mi casa.

Hoy, al terminar de comer, crucé la calle para tomar el transporte para llegar a casa, a escasos diez minutos antes de llegar a mi destino, comenzó a llover. Lo primero que pensé fue: Si me bajo ahora, ¿en dónde me atajaré de la lluvia mientras tanto?.
Sin localizar un lugar factible lo único que se me ocurrió entonces fue seguir dentro de la unidad y bajarme en cuanto dejara de llover o bien… llegar hasta su terminal y tomar de regreso la misma ruta.

Así fue como hoy llegé hasta el extremo de la ciudad, a una colonia lejana llamada [irónicamente] Galaxia

Aunque suene a ironía, en determinado momento pensé que realmente parece una galaxia distante, alejada de todo, del alumbrado público, de las calles y caminos pavimentados, del ruido de la urbe, lejos de todo, como una galaxia distante en medio de la oscuridad.

Al arribar a la terminal, le dije al chofer: ¿Falta mucho para llegar a la CAPU [central de autobuses]? El conductor se rió y me dijo: Huy joven, agarró la ruta pero en dirección contraria. [obvio, ya lo sabía, solo fue pretexto] entonces le respondí: ¿Bueno, pero aquí sale alguna ruta de regreso para la CAPU? y me dijo: No.

Le pregunte: ¿Y esta ruta de dónde sale para el regreso? y el me dijo: ¿Vió el puente, antes de cruzar la autopista?. [obviamente sí lo vi], movi la cabeza asintiendo y el me dijo: Pues allá pasan las unidades que van de regreso, yo ya me voy para mi casa.

[Me lleva…!!]

¿Alguna vez has visto que por ahorrarte unos pesos, terminas gastando más de la cuenta, o que por querer ir más rápido abordas el primer autobus que se acerca y terminas pensando que una tortuga iría más rápido, o que por tomar una decisión en apariencia “buena” termina arruinandose todo?

Ni hablar, no hubo mas opciónes.

Caminé entre charcos y terrenos lodosos en medio de la oscuridad y la [casi] nada bonita galaxia hasta llegar al dichoso puente que cruza la autopista que conduce a la “civilización más cercana”.

Cando apareció el transporte, yo ya estaba mojado y de mal humor; lo abordé y al fin, 9:35 pm llegué a mi casa; mojado, enojado y asombrado [por mi estúp…enda idea].

Anuncios

4 pensamientos en “So stupid!

  1. la verdad a mi tampoco me gustaba comer solo, digo me gustaba porque ahora lo disfruto…tal vez por eso me identifico tanto contigo (chale! sono medio gay pero asi es), a mi tampoco me gusta mojarme y al igual que tu si tengo que esperar espero hasta que deje de llover… y al igual que tu también cometí varias veces esa estupidez…alguna vez termine del Ajusco (sur de la ciudad) donde debí de vajarme del transporte hasta Satelite! (norte de la ciudad) solo por esperar que dejara de llover…:)

  2. Uff, pues que caray, en lo de comer la verdad me da igual aunque tienes razón, se disfruta mas la comida acompañado, platicando de algún tema y saboreando la comida.

    A mi me da pánico seguirme o quedarme dormido en el transporte publico, me eh pasado una estación en metro y pues es fácil regresarse, no Javier no te imagino.

    Ni hablar ya estas en casa.

    Salu2

  3. Me ocurre algo curioso, cuando veo a alguien comiendo solo me da esa sensación de lo que cuentas, o sea, es triste no tener con quien comer. Pero cuando me ocurre a mí no pienso en ello y no me importa.

    Cuando de plano todo está saliendo mal y sigue mal y vuelve a caer en algo mal, sólo me digo “¡ya qué!” y a lo que sigue.

  4. Oye y eres de Puebla no? Yo viví en ese lugar y terminamos mi familia y yo odiándolo, me acuerdo de Puebla y me da diarrea. Me acuerdo de la 24 sur, de la margarita, de loma bella, de villa galaxia, de todos esos lugares que me dan depresión. Mi hermano estudió la misma carrera que tú, ciencias de la computación, sus maestros fueron Manuel I. Martín Ortiz y su asesor de tesis Lavalle o Bautista, no recuerdo. Preferimos huir de Puebla, y nos venimos a Xalapa, vivimos muy tranquilos, sin tanta tristeza encima como cuando vivíamos en Puebla de los Demonios. Ese lugar es como un infierno en vida para el que no tiene ni en qué caerse muerto. No te sientes mal cuando vas solo por las calles de Puebla? No te da nostalgia el parque ecológico, la ruta 72, el lago de CU? No quiero volver a Puebla. Qué nostalgia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s