Control zeta

Quien lea esto en su versión electrónica o por lo menos quien tenga el conocimiento mínimo de computación sabrá que la combinación de teclas “Ctrl + Z” permite ir un paso atrás y deshacer las últimas modificaciones.

Muchas veces uno desearía tener una combinación interna para deshacer la última acción que convenga. Bueno, yo no se si alguien más lo ha deseado pero yo si, sin embargo muchas veces creo que es mejor que no exista tal porque únicamente así, se aprende, se tiene memoria sobre el pasado y se elije mejor para el futuro.

Hace un par de días que vi a ilian, me dio gusto saludarla y después de que nos despedimos hasta me dejó con las ganas de volverla a buscar; cosa que irreductiblemente hice.

En el segundo encuentro, platicamos con mayor confianza y todo iba “perfecto” hasta que me confesó que en la noche anterior, después de vernos le contó a sus padres que me había visto y que nos pusimos a cuentas, que nos reunimos para estar en paz y para charlar.

A mi me sorprendió que les haya contado que nos vimos pues se que sus padres no me tienen en un muy buen concepto desde el principio, cuando ilian y yo únicamente éramos amigos y sus hermanas le preguntaba “Que onda con Javier?” ella respondía “Nada que ver, además el tiene novia” (en esos tiempos mi novia era Silvia) y algunos meses después su respuesta a la misma pregunta era “Nada que ver con Javier, además a él le gustan muchas niñas, es bien ojo alegre” y varios meses después (aún cuando ya éramos pareja) les respondió “Nada que ver, él es quien me busca yo no”
Considero que ese tipo de respuestas fueron las que comenzaron a pintarme mal frente a su familia y posteriormente su madre me dijo “No se que le dijiste a mi hija pero me llegó llorando a la casa”.

Francamente ya no recuerdo qué le dije con exactitud pero seguramente fue algo como “Todos los cristianos son iguales” considerando que las críticas pueden venir de cualquier lado, sin importar si provienen de un ateo o alguien que levanta el cuello y muestra su membresía al club de Jesucristo.

Ya ni mencionar aquella vez en que le dije que no creía en todas las palabras que salían de boca de los pastores.

Como sea, de alguna manera su familia se hizo una imagen de mi, y por mi parte… puse mi mejor esfuerzo en que esa imagen empeorara pues hice comentarios con ilian que repercutieron mas allá de nuestra relación y llegaron hasta los ojos, oídos y corazón de su parentela.
Quizás la última nota roja sobre mi, fue que ya no quería ir a la congregación, que ya no quería continuar con nuestra relación porque estaba cansado de mil cosas y que a los pocos meses de nuestro rompimiento yo parecía indicar que me había olvidado de todo lo que teníamos planeado y que me gustaba su mejor amiga. Puffff… ¿así o más quemado frente a su familia?

Mi error fue poner en práctica aquel dicho “Crea fama y echate a dormir” porque le agregué la palabra mala entre Crea y fama.
Obviamente a ella le hice saber mi desacuerdo y expresé mi opinión de que hay ciertas cosas que ocurren dentro de una relación y deberían quedarse justamente entre dos y no hacerlas públicas con la familia. Bueno, esa es mi opinión.

Al final, terminé sintiéndome incómodo de saber que aquello que pueda ocurrir entre nosotros (así sea una charla de reencuentro) llegará hasta los oidos de sus padres y peor aún me sentí al escuchar sus disculpas.

No se si llamarle orgullo o de otra manera, pero a veces creo que ofrecer disculpas es algo tonto aunque muchas veces necesario.

Es necesario porque de esa manera reconoces tu error y le haces saber a la otra persona que lamentas que haya ocurrido cierto evento desafortunado y procurarás que no ocurra de nuevo.
Es tonto, porque te puedes ahorrar las disculpas y perdones si piensas detenidamente las cosas antes de hacerlas; aunque es fácil escribirlo no lo es llevarlo a cabo.
Por ende, no me gusta ofrecer disculpas ni que me ofrezcan disculpas.

Ocasionalmente pienso, que un botón con la combinación Ctrl+Z no nos caería nada mal.

Anuncios

4 pensamientos en “Control zeta

  1. “…Es tonto, porque te puedes ahorrar las disculpas y perdones si piensas detenidamente las cosas antes de hacerlas; aunque es fácil escribirlo no lo es llevarlo a cabo.”

    Absolutamente de acuerdo, en lo que no estoy de acuerdo es en que no te “guste” dar o pedir disculpas; a veces es muy necesario pedir una disculpa cuando estas son de verdad del corazón…pero no es bueno pedir disculpas cada 3 minutos (como en mi caso hice muuuchas veces), todo hay que tenerlo en perfecto valance, y tampoco es bueno ser orgulloso te lo digo por experiencia propia…saludos.

  2. Algo raro pasa conmigo, a mi no me cuesta trabajo pedir disculpas… será a caso que no lo hago de corazón? Posiblemente.

    Concuerdo contigo en que las cosas que suceden en una relación solo deben de ser de conocimiento de esas dos personas involucradas. Desde mi punto de vista creo que una persona que cuenta todo a su familia, en cierta forma, es un tanto cobarde pues teme enfrentar la vida sola, además de no respectar a su pareja lo suficiente, como para brindarle eso llamado “intimidad”
    Así las cosas…
    Saludos

  3. Que tal Robert..
    Gracias por el comentario, y coincido contigo en que todo debe tener cierto balance.

    Hola Sandra.
    Que bueno que proyectas tu comentario desde tu punto de vista, pues desde el mio, alguien que comenta “todo” con su familia quizas sea alguien que tiene mucha confianza en ella y lo menos que podría ser es una cobarde.
    Aun con todo eso, insisto en que hay “ciertas cosas” que hubiera preferido que no comentara, fuera de eso y sin retroceder un ápice en mi opinion: ella es una mujer extraordinaria, admirable y de un gran corazón.

  4. Una super disculpa si ofendí a esa persona quien evidentemente es importante para ti. El motivo de mi comentario es que me vi reflejada en ella… yo solía contar TODO a mis padres, y después de algunas vivencias me dí cuenta de que en cierta forma pierdes control en tu vida. En mi caso, les contaba todo porque quería sentirme respaldada con su aprobación, sin la cual no me sentía en lo absoluto bien y dejaba de hacer muchas cosas a causa de esto. Después caí en cuenta que con o sin su aprobación, la única que sufriría las consecuencias, sean buenas o malas, solo seria yo. En el caso de la pareja sucedió lo mismo, mis padres no aceptaban a mi ex-novio (de hecho nunca lo han aceptado) debido a la gran confianza que les tuve. SE formaron una imagen diferente a la que yo tengo. Ahora él y yo somos buenos amigos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s