Rebote

Alguien por ahí me dijo que había seguido una dieta de la Luna, o del Sol o del agua, igual y fueron las tres, la verdad no recuerdo; lo que sí recuerdo es que con la dieta adelgazó un par de kilos, pero cuando volvió a sus hábitos de alimentación “normales” ganó más peso del que ya había perdido y bueno, la verdad esa persona ni siquiera estaba “gorda” pero bueno, las mujeres de hoy siempre andan pregonando que estan gordas aunque no lo esten. La cuestión es que me comentó que había “rebotado” después de la dieta.

Yo me alejé de mi congregación casi tres meses, aproximadamente desde que mi relación sentimental terminó.

Me alejé, negué y renegué a Dios, dudé de mi fe y le di la espalda a mi congregación, al ministerio, a mi consejero y a todo lo que ya tenía.

Pero luego llegó un Domingo y quise ir de nuevo, obviamente no fui.
Llegó el segundo Domingo y tampoco fui por varias excusas y no razones.
Finalmente llegó el tercer Domingo y decidí ir, “Sólo para hablar con mi consejero y despedirme apropiadamente” pues simplemente me había desaparecido sin decir “gracias” por lo menos.

Fuí, hablé con mi consejero y lo primero que me dijo fue “Estaba esperando que regresaras, me da gusto verte. No te he buscado porque no quería que te sintieras presionado u obligado a venir. Me da gusto que estes aquí… vamos a platicar”

De principio, me sorprendió su actitud, yo pensé que me iba a “reprochar” que me hubiera ido de un día para otro. Comenzamos a charlar.
Le dije que me sentía confundido, porque en el ministerio de niños, yo enseñaba cosas de Dios que no aplicaba en mi propia vida y eso me hacía sentir falso pues la mejor predicación está en los hechos, no en las palabras. También le dije que me agobiaban los padres de ella porque me sentía en una constante evaluación para ver si ya era “digno de merecer a su hija” a lo que Juan me respondió: “Es que para ellos, nunca vas a ser digno, un padre generalmente espera que un príncipe corteje a su hija, pero todo depende de tu perseverancia, de tu confianza en Dios y en la forma en que el va formando tu vida a través de sus enseñanzas; cuando tu reflejas eso en tu vida, eres digno, más que un príncipe”. También le dije que había ido dos veces a otra congregación y que simplemente no me había gustado porque todo se sentía más light y me dijo que “Tu fuiste sembrado aquí, tus primeras raíces están aquí, y ésta es tu casa, en cualquier otro lado te sentirás como invitado, como extranjero en país lejano”
Nuestra charla duró casi dos horas, le conté también sobre la moto, sobre el viaje a Tabasco al cual me invitó mi jefe y sobre todas las cosas que me han ocurrido en los últimos meses. Finalmente me dijo: “Dios es el mejor aguafiestas que te puedas imaginar, cuando creas que todo va bien, Él te va a incomodar para que salgas de tu comodidad, para que te muevas y vallas más adelante y además: Él es fiel y no te deja, si tu no lo dejas.”

Esa charla ocurrió hace tres semanas, fue complicado ir de nuevo a la congregación pues varios de los conocidos que tengo me decían al verme “huy que milagro” y cosas por el estilo, también está la situación que he quedado fuera del ministerio; que la familia de ella le hacen comentarios respecto a mi regreso.

Finalmente, entre ella y yo, hay una amistad unicamente y eso me permite enfocarme en el motivo por el cual voy a la congregación, ya no me preocupa si sus papás me saludan, si no me saludan o si me ven “feo” o si me ignoran por completo, ya no trato de complacerlos en nada y mucho menos a sus hermanas.

Hice mal en negar mi fe, lo se… pero realmente estaba cegado por sentimientos encontrados dentro de mi; sin embargo, ahora que todo está más tranquilo en mi interior, se cual es mi doctrina espiritual.

Sólo espero predicar mi fe con hechos y no con palabras.

Finalmente, debo reconocer que ahora asisto a las reuniones de mi congregación los Jueves y los Domingos; cada vez me está gustando más y espero integrarme a un ministerio, creo que después de la dieta, viene el rebote.

Anuncios

2 pensamientos en “Rebote

  1. Orá si que de rebote me di cuenta que habia usted regresado, enhorabuena y es bueno leer de nuevo sus aventuras en este camino que se llama vida. Saludos.

  2. Me dejas pensando mucho con este post… sé que como personas necesitamos orientación espiritual para comprender muchas cosas y hasta para definirnos en muchas otras, pero también sé, que crecemos con la ciencia como gran parte de nuestra educación… la maldad y lo comprobable le da la razón a la ciencia y los milagros a la religión…. Nadie tiene la verdad absoluta, el mundo esta lleno de contradicciones y nos confundimos aún más cuando intentamos darle gusto a todos menos a nosotros… creo que la fidelidad hacia nosotros mismos nos hace más seguros…Todos tenemos el derecho de elegir en donde buscar esa orientación espiritual, para estar más en contacto con nosotros mismos y dejar de estar confundidos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s