Ya no

Me subí al transporte público, me fui en la bien conocida ruta 3 estrellas, aquella ruta que tomaba comúnmente al salir de la facultad y fue el recorrido más lento y desesperante que pudiera imaginar.

Hoy me fui en transporte público porque mi motocicleta (una hermosa Honda Invicta 125cc) estaba en el taller debido a que ya le tocaba recibir su segunda revisión y mantenimiento.

Desde C.U hasta plaza San Pedro, el transporte se hizo cerca de 40 minutos y aparte de que el circuito que recorre es demasiado extenso, el chofer iba esperándose en las esquinas para subir pasaje mientras la luz estaba en verde; cosa que me desesperó enormemente.

Bien dicen que una vez que tienes algo bueno, te acostumbras y luego ya no quieres recibir o tener menos que eso.

Precisamente eso me ha pasado; considerando que ahora hago un recorrido de C.U a mi casa en 17 minutos, ir sentado en un transporte público por mas de 30 minutos ya es una tortura, más si el chofer maneja como abuelito con artritis, si los demás pasajeros se amontonan en el pasillo y casi van encima de mi, si el aire que se respira dentro del autobús es caliente e impregnado de sudor…

Definitivo, nada como ir con el rostro al viento, fluyendo por las calles de la ciudad a 80 Km/h, sintiendo la vibración del motor y escuchando su grave acústica.

Hoy por fin, recogí mi motocicleta del taller y eso me pone muy contento… estamos juntos de nuevo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s