Aprendiendo a vivir sin ti

últimamente me siento como un hombre feliz, no hay razones específicas para estarlo pero siento que últimamente llevo una vida un tanto más relajada, a pesar de los días extenuantes de trabajo, de las revisiones  continuas de  los avances del proyecto, de las juntas de trabajo (para más trabajo), la asignación de mayores responsabilidades, las clases de 5 horas continuas, etc.

Hoy me di cuenta que la relación amorosa que tuve no me ayudaba en ciertos aspectos; a pesar de que tuvo muchas cosas magníficas que si pudiera las volvería a vivir y que me deja un mundo de recuerdos enormes, gratos e inolvidables, realmente no me hacía feliz en la totalidad.

Fue una relación causante de emociones negativas, producto de la desconfianza, los celos, la inseguridad, la falta de compromiso, la desaprobación familiar, la inmadurez, la falta de libertad y expresión abierta de nuestro amor, y un sin fin de cosas.

Hoy no tengo ese amor que recibí antes, un amor que ciertamente fue cálido, paciente y tierno; y aunque suena a canción, ya tampoco tengo amor para dar porque mis sentimientos están en un proceso de restauración que me impiden querer más allá de la amistad a cualquier mujer, por muy Linda, amable, sonriente, bonita o detallista que sea. La verdad sea dicha.

A pesar de todo, me siento feliz, en paz y con menos corajes atorados en el hígado. Tengo nuevas responsabilidades, nuevas metas y estoy aprendiendo a sonreír más aunque por msn no lo parezca (siempre estoy ocupado o de plano, contesto de manera breve, lo cual hace que otros piensen que ando enojado) pero en persona es otra cosa, o al menos eso creo yo porque a veces me sorprendo a mi mismo sonriendo por nada, chiflando una nota o moviendo la cabeza mientras escucho música o corriendo en mi moto a 90Km/h por las calles de la ciudad y aunque suene incongruente, lo hago con precaución y eso me llena de adrenalina pura.

Algo que también me da risa de mi mismo es que si pasa una chica guapa frente a mi, pienso “chiquita, que guapa estás” o si viene frente a mi y ella voltea a verme le digo “Hola” mientras sonrío y sigo de frente. Pero no pasa de eso, no creo ser ofensivo por admirar la belleza de una chica que seguramente no volveré a ver en mi vida y tampoco siento hacer mal alguno.

Esas cosas que tenía reprimidas, como saludar a una extraña en la calle o mirarla unos segundos me tenía atrapado en un humor grisáceo, hoy salen a la luz y me dan confianza a mi mismo, es extraño pero en realidad me dan confianza y comienzo a sacudirme ese mal estar emocional por el cual estaba pasando.

Definitivamente viví tres años inolvidables a lado de una chica genial pero por n+1 razones, no se pudo concretar la relación en nuestros ingenuos planes de boda y el proyecto de vida utópico, creo que fuimos muy ilusos al creer en determinado momento que podría ser posible unir a dos personas con personalidades muy opuestas en creencias político-intelectual-religioso. Ni ella dejará de creer en lo que cree ni dejará de ser lo que es, ni yo creeré en lo que no creo sin antes analizarlo y quizás nunca dejaré de ser tan emocionalmente inestable.

Pero tras la caída, viene lo mejor: la reconstrucción y aunque no tengo ojos para ver con amor a alguien, se que llegará el momento en que podré hacerlo libremente y con plenitud; por ahora disfruto mi tiempo, sonrió por cualquier bobada que hago, digo o veo de otros y sigo adelante, saludando a extrañas transeúntes, esforzándome en dar lo mejor en lo que hago y dejando malos recuerdos abandonados a mitad de la calle.

Incluso me sorprendió que Anel (quien es bien franca para decir las cosas) me haya dicho, “Hoy como que vienes con muy buena vibra” y en tono sarcástico le dije “Es porque ya no tengo novia” y ella me dijo “Tu comentario ardilla”; jajajaja pero como dice el refrán popular: Entre broma y broma… la verdad se asoma

Como suelo hacer en estos casos, ahora le doy las gracias a ella, por todo lo que aprendí a su lado, por lo que me dió sin que se lo pidiera y por todo el amor que vertió sobre mi y por el amor que pude darle. Además de agradecerle, al mismo tiempo me despido en definitiva, deseándole siempre lo mejor.

Un pensamiento en “Aprendiendo a vivir sin ti

  1. sabes te felicito x todas estas palabras pero ojala algun dia yo las pudiera decir xk sabes me duele no poder aprender a vivir kon la persona k ya tenia elegida para mi y peor k ya no esta aki a mi lado.. no sabes komo duele todo esto me duele mucho kiero gritar llorar morirme pero no puedo desahogar todo esto xk el era la unik persona k estaba a mi lado y ahora me e kedado sola sola ..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s