Por culpa de la T.V

Fui a comer y doña Sol me perguntó: “Joven, ¿quiere una alita de pollo en su sopa?” y le dije que sí.

Entonces, me dispuse a comer mi deliciosa sopa de fideos y a morder la alita de pollo, cuando, por estar mirando la televisión no me di cuenta y me salpiqué la camisa.

Dicen que del plato a la boca, se cae la sopa y efectivamente eso me ocurrió, pero más que nada por estár mirando la televisión y no poner atención a lo que hacía…

Si de todos modos no me gusta la televisón, con esto… menos.
Lo que hice fue seguir comiendo y al regresar a la oficina, fui al baño, me quité la camisa, la lavé con jabón y me la volví a poner, en ese punto no se que era peor, si dejar la camisa manchada de sopa de pollo o sentir el frio y la humedad de la tela sobre mi cuerpo.

Al final… quedé así.

Tengo varias opciones:

  1. Poner atención mientras ingiero alimentos.
  2. Usar un babero como niño chiquito
  3. Lavar la camisa y andar por la DGB para que todos se rían un rato.
Anuncios

2 pensamientos en “Por culpa de la T.V

  1. pues desde que altura se te cayo la alita de pollo (jeje se lee curioso)? tal vez solo eran unas gotas, pero para labarla te mojaste la mitad! jejeje

    no salio mas caro el remedio que la enfermedad? :P

    yo digo que… mejor no combines sopa con alitas jaja

    saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s