Cartas

Las cartas siempre han sido esa manera de comunicar dos personas por medio de pensamientos, letras, papel, tinta, sobres y tiempo… si, tiempo; tiempo para redactarlas, tiempo para enviarlas, tiempo para que lleguen a su destino, tiempo para sacarlas del sobre, tiempo para desdoblarlas, tiempo para leerlas, tiempo para vivir, tiempo para conservarlas…

He de reconocer que no existe ningún presente sobre esta tierra que me emocione tanto como una carta en papel, siempre he sido así, he de aceptarlo, una tarjeta, una foto, un libro, un listón, un par de palillos chinos, una servilleta, un sobre de té, una camisa, un pantalón, una estrella de mar, un llavero, un cuadro, o un gadget; siempre han sido obsequios que al recibirlos me causan felicidad y un infinito agradecimiento, pero una carta… despierta en mi un océano de emociones y sensaciones incomparables, simplemente es insuperable lo que una carta causa en mi alma y las palabras se quedan cortas para describirlo.

¿Porqué me gustan las cartas?

Porque en ella está un trozo del alma de la persona que la escribe, con su puño y letra le da forma a sus pensamientos, las letras transmiten sentimientos y el papel los vuelve perdurables.
El hecho de poner por escrito con tinta y papel un contrato, un acuerdo o un sentimiento, le otorga el valor y la validez.

Una carta vuelve tangibles los pensamientos.
Por eso, un correo electrónico jamás podrá tener la semejanza de una carta ni en mil años.

A esta hora de la tarde, llueve torrencialmente en la ciudad, las calles se inundan, la ropa se humedece, los huesos se entumen y las manos se esconden lo mayor posible; sin embargo mi corazón, mi alma y mi mente se sienten abrigados, envueltos generosamente en la calidez de una carta amigable con doble postdata…

¡Gracias!

Un pensamiento en “Cartas

  1. Siii, se a lo que te refieres!, es como hacer tangibles (un poco o por poco tiempo) los sentimientos, ordenarlos momentaneamente para poder plasmarlos, pensar las palabras exactas, cómo ordenarlas… podría costar un poco al principio, pero despues fluyen, se amontonan en la pluma esperando a ser escritas…

    En lo personal siempre se me olvida lo que escribo, pero eso no quiere decir que olvide el sentimiento….

    saludos y que tengas una bonita y cálida noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s