Buen karma

Eso del karma, no lo entiendo muy bien, solo se que en términos generales, todo lo que haces se te regresa, si haces el bien a los demás, alguien más hará el bien contigo y si haces el mal, entonces se aplica la misma ley del karma

Quizás yo le llamaría causa-efecto y en términos sencillos, a como yo lo entiendo es que todo lo que hagas en esta vida tiene repercusión ya sea para bien o para mal.

Hace ya varios días (para ser preciso, el 10 de Octubre) que perdí mi cartera, en ella iban mis tarjetas bancarias (dos) y mis identificaciones oficiales (dos), tarjetas de presentación y creo que lo más valioso era el comprobante bancario del depósito que había hecho a cuenta de la maestría del cual, no tenía ni una sola copia o algún modo de comprobar el pago; aah y claro, algo de efectivo (no recuerdo el monto total, pero no era demasiado).

Hace no mucho que recibí una llamada de Lalo (Eduardo) en mi teléfono móvil, tanto el número como la persona me eran totalmente desconocidos pero me habló con tanta familiaridad que me sorprendió; en realidad la llamada fue para comunicarme que había encontrado mi cartera en la facultad de Ingeniería (precisamente por ahí anduve ese día) y me preguntó cuándo nos podríamos reunir para entregármela.

Totalmente agradecido, le dije que él día que el prefiriera, así como la hora y el lugar; vamos… que no me iba a poner exigente ante la honestidad de Eduardo.

Hace no más de una hora que acordamos el lugar, fui rápido y veloz en mi moto hasta el punto de reunión pero no sin antes meter 200 pesos en mi bolsillo izquierdo del pantalón; dinero que pensaba darle como gratificación que realmente no se si era poco o mucho, solo se me ocurrió tomar ese billete estampado con Sor Juana Inés.

El me reconoció al verme, yo no tenía ni idea de quien era el tan honrado Eduardo y bueno, la situación no duró ni 5 minutos.
Me dijo que la había encontrado en un pasillo de la facultad de ingeniería, que no me la había podido dar antes por falta de tiempo, que en su interior estaban todas mis pertenencias y tras las frases, sacó mi cartera y me la entregó. Yo la recibí y la guardé sin revisar.
Luego saqué el billete del bolsillo izquierdo de mi pantalón y se lo oferté, diciéndole que se lo daba como gratificación y el me dijo, no es necesario, tomé el dinero que tenías en la cartera. Me causó risa; ok, no hay problema -fue lo que le dije.-

Nos estrechamos la mano y eso fue todo.

Creo que verdaderamente he vivido una experiencia poco usual; creo que he tenido muy buena suerte, o de otro modo: Muy buen karma

Una frase cae como anillo al dedo: ¡Hacer el bien, produce buena suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s