Coincidencias muy fuertes

Por lo que respecta a usted y a mí, anticipo una alianza ofensiva y defensiva, coincidencia absoluta en la piscina, si hay piscina en alguna parte, y supercoincidencia en los almuerzos, tés y cenas. A menos que…

Cortázar, Julio. (1960). Los premios. Punto de lectura. p 133

A veces las coincidencias son fuertes y no siempre son producto de la casualidad. Las cosas ocurren por algún motivo; estoy seguro.

Las decisiones son el freno o el impulso a las coincidencias; en otro sitio leí una frase que me robaré descaradamente: Amar no es un sentimiento, es una decisión (y acción).

La fortuna de Raúl es siempre precaria –dijo Paula– Especulaciones muy arriesgadas, venda el mercurio, compre el petróleo, liquide a lo que le den, pánico a las doce y caviar a la media noche y no está mal así.
— Sí, siempre es mejor que un sueldo en el Ministerio de Educación. Por mi parte, no sólo no tengo acciones sino que casi no las cometo. Vivo en inacciones, y eso…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s