El vuelo de la abeja

Hoy apareció mi amiga Merari conectada con la frase:

この思いをすべて あなたにささげます

Me pregunto ¿a quién se la dedicará?, o al menos… ¿se la dedicará a alguien? es una frase ciertamente muy bonita que forma parte de la estrofa de una canción:

西から東へと
あなたのところにとんできたの
遠い道のりをあなたのそばにいたくて
この思いをすべて
あなたにささげます

Nishi kara higashi heto / Desde el oeste al este
anata no tokoro nitondekitano / yo vuelo hacia a ti
touimishinori oh anatanosoba ni itakute / para estar cerca de ti hasta que el camino termine
kono omoi oh subete / todo lo que deseas
anata ni sasagemasu / te lo daré a ti

Si ella le dedica esa frase a determinada persona, esa persona debería sentirse muy feliz por una dedicatoria tan especial.

Escribiendo al respecto del vuelo y las abejas, acabo de recordar algo que precisamente observé esta mañana y que pensaba escribir precisamente aquí pero no lo había hecho hasta ahora.

La observación me causo un poco de disgusto, pues al salir de mi casa esta mañana, observé hacia arriba como buscando nubes para predecir si llovería o haría calor como en los últimos días; no encontré nubes mas lo que pude ver era una abeja volando en maniobras difíciles de seguir con la mirada; a escasos centímetros, detrás de la abeja iba un gorrión, un pájaro ciertamente vulgar y corriente que perseguía en vuelo a la pobre abeja. Alcancé a ver como esta virába en sentido contrario tratando de escapar de su predador y dentro de mi, desee que escapara.

Sucedió muy rápido, y casi no puedo explicar el vuelo tan asombroso que vi, por un lado la pequeña abeja virando y haciendo giros para salvar su vida y por el otro lado, el pájaro siguiéndola como un kamikaze dispuesto a todo para conseguir su alimento.

Al final, todo terminó fatal; el gorrión dio un picotazo y la abeja desapareció.

Si en mis manos hubiera estado la decisión final, yo hubiera preferido que la abeja viviera y el pájaro pasara hambre, seguro encontraría alguna semilla que recoger del suelo; además las abejas tienen una labor muy importante para la existencia de la vida en la Tierra… existe una frase [erróneamente] atribuida a Albert Einstein que admite la importancia de las abejas y ciertamente algunos estudios científicos lo confirman pues sin las abejas no habría polinización, ni flores, ni frutos, ni vida.

Recientemente, en la película The Happening (El Incidente/El fin de los tiempos), el director M. Night Shyamalan, retomó una frase atribuida a Albert Einstein que dice: Si la abeja desapareciera del planeta, al hombre solo le quedarían 4 años de vida. [Si las abejas desaparecieran, también el hombre lo haría?]

La verdad, un pensamiento cruzó por mi mente al ver el desenlace de aquella persecución aérea: desee profundamente que al menos la pequeña abeja hubiera enterrado su aguijón en el gañote de ese pájaro tan inútil… seee… ¡¡¡maldito gorrión!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s