Cómo elegir qué carrera estudiar en la universidad?

Ahora que trabajo en la dirección general de bibliotecas, me doy cuenta de la importancia de muchas cosas, por ejemplo: la importancia de los libros, del trabajo del personal de la buap, de tener un trabajo que me gusta hacer, de haber elegido una buena carrera para estudiar en la universidad; pero… ¡hey, momento! no fue tan fácil ni a la primera.

Escribiendo por mi experiencia, puedo afirmar que llegado el momento de elegir qué carrera se estudiará por varios años en una universidad, es uno de los pasos más importantes en la vida… y no es fácil.

Muchas cosas de tu futuro dependen de ello, incluyendo tu futura situación laboral, económica y de crecimiento personal…

La historia personal que quiero compartir es la siguiente:
En el bachillerato fui un estudiante normal, ni flojo ni matado, pasaba mis materias con ocho, siete y algunos nueves, en realidad no destacaba en algo particular, únicamente me gustaba el basquetbol, pasar el rato con los amigos y claro.. ir a clase porque mis padres así me lo pedían.
Cuando terminé el 6o semestre, me enfrenté a una gran pregunta: ¿Y ahora, qué carrera voy a estudiar? y la respuesta que yo mismo me di fue: “ninguna, mejor me pongo a trabajar… a ganar dinero y seré muy rico en poco tiempo”.

En efecto, me puse a trabajar durante un año y la verdad, nunca llegué a ser rico o siquiera algo similar a eso, aunque sí, me compré algunas cosas materiales como ropa, zapatos, un discman (en mi época eran lo que hoy sería un ipod touch) y varias tonterías más que con el paso del tiempo se esfumaron, se rompieron o dejaron de funcionar.

Después de mi año sabático, decidí entrar a la universidad… claro, todos me lo decían

Estudia, es lo mejor que debes hacer.

Fue cuando decidí estudiar en la BUAP; claro… totalmente desinformado y con dudas, pero eso sí, decidí que la buapachosa sería mi futura alma mater; así que entregué mis documentos e hice el examen de admisión previa cuota y requisitos necesarios. Recuerdo perfectamente que el chaval que me atendió me dijo “¿A qué carrera te vas a inscribir?” y en ese momento, me pasó como en las películas, que durante un minuto pasan mil escenas por tu mente y cientos de recuerdos del pasado. El qué más sobresalió fue que durante mis estudios de secundaria (la gloriosa técnica número 35) llevé el taller de electricidad y fuí bueno en eso, tanto que hasta me fui a competir a nivel regional y gané pero en el nivel estatal me tronaron como ejote pero esa es otra historia; la cuestión es que ese recuerdo me hizo decirle al chaval que me había preguntado: “A qué carrera te vas a inscribir?” lo siguiente:

Electricidad o algo relacionado.

El me respondió: “Tenemos la carrera de electrónica, ¿esa quieres?” y yo le dije que sí.

Así fue como me inscribí en la Licenciatura en ciencias de la electrónica.

En mi primer día de clases, yo esperaba que nos enseñaran a desarmar y armar circuitos, radios, televisores y cosas por el estilo pero mi decepción fue grande al ver que mis primeras 4 materias eran:
Álgebra Lineal, Matemáticas elementales, Cálculo diferencial, Física I e Inglés I.

Como era de esperarse, reprobé la mitad y la otra mitad la aprobé con muy bajas notas.

No me enorgullece decirlo, pero la verdad metí la pata al elegir qué carrera estudiar y no es que la universidad fuera mala o que los profesores no enseñaran o que dejaran muchos ejercicios o que yo estuviera un poco distanciado de las matemáticas; mas bien fue mi mala decisión para algo tan importante en la vida.

Para no hacer el ralato mas largo, puedo resumir que estuve un año en la facultad de electrónica y luego, decidí (tras cursar la materia de programación) que mi verdadera vocación tendría que ver con las computadoras.

Fue así como hice nuevamente el examen de admisión y entré a la facultad de ciencias de la computación. El panorama fue distinto (aunque las matemáticas estaban presentes hasta en la sopa) y digo que fue distinto porque realmente me apasionaba la idea de hacer programas y aprender sobre esa novedad llamada Internet (era algo nuevo en el año de 1999) y así, surgieron un sin fin de cosas que me gustaron.

Conocí a muchas personas, aprendí todo lo que pude de los profesores de la facultad de computación, tuve dos grandes amores en la uni, me fui de borracho algunas veces, hice mi tesis, presenté mi examen profesional y a principios del 2009, una década después de haber elegido por segunda vez qué carrera estudiar, llegué a ser coordinador del área de Innovación Tecnológica en la Dirección General de Bibliotecas gracias a mi proyecto de tesis y el trabajo constante en algo que me encanta, que ni siento pesado y que realmente disfruto profesionalmente hablando.

La moraleja, si es que se le puede llamar así, radica en que algunas veces he platicado con chavales que están a punto de elegir qué carrera elegir y les puedo asegurar que no hay nada mejor que hacer una elección después de estar bien informado.

En mi caso… yo no supe cuales eran todas las carreras que ofrecía la universidad ni cuáles era los planes de estudio y por esa falta de información metí la pata y aunque luego corregí el camino, perdí dos años que jamás recuperaré.

Hoy, gracias a las nuevas tecnologías de la información y al esfuerzo conjunto en vicerrectoría de docencia, puedo decir:

¡HEY!
Antes de elegir algo tan importante para tu vida, elije algo que te guste a ti porque el futuro es para ti, no para tus amigos, ni para el vecino, tu papá o tus hermanos.
Es importante que conozcas la oferta educativa de la universidad autónoma de puebla, que veas de qué trata el proceso de admisión, analiza los planes de estudio de cada carrera, compara, pregunta si es necesario, no te quedes con la duda, y una vez que se estás bien informado, decide tu futuro.

Esa es mi recomendación para que no metan la pata como yo lo hice por estar desinformado…

Ser parte de la BUAP como estudiante (o trabajador, como es mi caso actual) es un gran orgullo; es una universidad pública que día a día está en búsqueda de la excelencia académica y ciertamente, yo que ando tras bambalinas puedo asegurar que hay muchísimas personas trabajando diariamente para que la universidad cada vez sea mejor, no solo en instalaciones, sino también en las aulas, en las bibliotecas, en el servicio al estudiante….

Espero que esto, le sea útil a alguien más…

Un pensamiento en “Cómo elegir qué carrera estudiar en la universidad?

  1. puff..que te puedo contar en corto…estudié Biología, pero siempre me llamó la atención la computación así que a duras penas me daban ganas de ir a la uni. a terminar mi carrera y paralelo a eso nunca deje de asistir a cuanto curso, taller y diplomado daban, así nunca ejercí mi carrera y llegue a ser jefe de cómputo y ahora coordinardor de cómputo dentro de la uni, en fin la vida da muchos giros…pero eso si, también mi carrera la escoji totalmente a ciegas.
    Pasando a otras cosas es cierto lo que vi en una foto?? el anillo que parece como de “compromiso”? nooo…siii?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s