Charla loca

vaLar dice:
porqué?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
porqué qué?
vaLar dice:
porqué crees que nos deberíamos poner contentos sin preguntar?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
pues porque si
vaLar dice:
pero porqué sí?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
te complicas demasiado, solo ponte contento
vaLar dice:
cómo?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
como que??
vaLar dice:
cómo te pones contento?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
pues sin preguntar
vaLar dice:
qué?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
que de que???
vaLar dice:
sin preguntar qué?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
porque estar contento
vaLar dice:
y porqué?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
por que que??
vaLar dice:
porque estár contento?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
no preguntes
vaLar dice:
porque no?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
porque debes estar contento sin preguntar
vaLar dice:
debo??
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
estar contento sin preguntar
vaLar dice:
tu haces eso?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
yo si, tu no??
vaLar dice:
que cosa?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
estar contento, tu no lo estas????
vaLar dice:
sin preguntar o preguntando?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
necesitas una u otra cosa??
vaLar dice:
que cosa?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
para estar contento
vaLar dice:
tu?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
yo que??
vaLar dice:
necesitas una u otra cosa??
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
de que me hablas??
vaLar dice:
de estar contento, tu no lo estas????
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
yo si, pero tu parece que necesitas una razon
vaLar dice:
yo si, tu no??
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
yo no
solo estoy contento por eso no pregunto
vaLar dice:
porqué debes estar contento sin preguntar??
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
pues estar solo por estar
vaLar dice:
aah
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
tu necesitas un motivo?
vaLar dice:
todo en la vida tiene un motivo, o no?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
no se, tu dime
vaLar dice:
no, por favor.. tú iluminame
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
yo quien soy como para iluminarte???
vaLar dice:
tu eres tú
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
pero a poco parezco foco como para iluminarte??
vaLar dice:
si tu no fueras tu, quien serías?
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
no se, tu quien crees que seria??
vaLar dice:
si tu no fueras tu, serías tú nuevamente, al ser el otro tu
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
como??, no entiendo, podrias explicarmelo?
vaLar dice:
no
es lógica difusa
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
que es logica difusa?
vaLar dice:
es la lógica que se basa en lo relativo de lo observado
Yo diría que nos pusiéramos todos contentos sin preguntar porque dice:
no entendi, pero gracias por explicarmelo
vaLar dice:
la lógica matemática se basa en las matemáticas y lo demostrable
la logica difusa, toma conceptos de las observaciones, no de lo demostrable
Yo diría que nos pusieramos todos contentos sin preguntar porque dice:
sigo sin entender, pero muchas gracias
vaLar dice:
por nada.

Anuncios

No soporto ir contra las reglas de etiqueta, vaya, vaya, vaya

[sarcasmo] Soy un hombre formal [/sarcasmo]…

A mis 30 años, al menos debo aparentar seriedad y algo de buen gusto para vestir; cosa que realmente no práctico mucho y hoy que lo intenté hice un verdadero show.

En la mañana salí de mi casa, bien bañadito y cambiado con mi ropa perfectamente planchada (por mi mismo, claro está) y cuando iba en el trayecto sobre mi moto, comenzó a llover ligeramente y pensé.. ¿me sigo o me detengo a esperar que se quite la lluvia?.

Como es de imaginar, no me detuve y llegué super mojado al curso de comunicación en C.U y pues fue mejor eso a no llegar.

Entré al auditorio con la pena por delante y el pantalón mojado; luego de tomar un asiento, saqué mi laptop, la encendí y me la puse en las piernas… creo que aproveché el calor que genera de manera eficiente y así, felizmente me sequé el pantalón la camisa estaba super seca, gracias a mi chamarra de cuero (que ya es mi segunda piel aunque ande toda mugrosa por el smog).

Después; a las 10, cuando me fui para el complejo cultural, perdón.. a mi tan mencionado Complejo Cultural Universitario, y sentarme en un sillón para sacarme una foto, me di cuenta que la rayita del pantalón ¡¡¡ había desaparecido !!!

Este pantalón Paco Rabanne me resulto fácil de borrarle la rayita. (¡Obtenga resultados inmediatos! sólo agregue un poco de humedad celeste y seque con una laptop.)

Si se observa bien la foto se verá que mi pantalón carece de la rayita del planchado que tanto tiempo me tomó hacerla en la mañana; aaah pero no desapareció del todo, sólo la parte del frente, en la parte posterior aún se nota el doblez, jajajajaja.

Había pensado que quizás en la hora de la comida iría a casa a plancharlo de nuevo porque me siento raro andando así… a veces soy tan correcto-metódico que puede asombrar a más de una persona.

Después de estar un rato en silencio

ilian ya lo sospechaba…

De seguro escribes y no lo publicas, según dices que ya no vas a escribir pero yo lo dudo.

La verdad es que tenía toda la razón… sigue siendo difícil divorciarme de mi blog, tantos años juntos, tantas letras, tantas cosas “compartidas” que si bien, a pocos pueden interesales, a mi me sigue pareciendo un buen lugar para soltar el rollo de mis pensamientos, lo cual me causa cierto placer, aunque, pensándolo bien… algo de exhibicionista he de tener puesto que no es lo mismo escribir y tener los pensamientos “guardados” como un borrador, que oprimir el botón de “publicar” y aunque ando sermoneando a medio mundo con que según: “yo escribo para mi” pero curiosamente me contradigo al hacer público lo que se supone “es solo para mí.

Es una relación extraña entre los pensamientos y el proceder… ciertamente, algo extraña aunque siento que soy sincero y digo la verdad.

Creo que esto del blog es como una relación enfermiza del tipo “te odio pero no puedo vivir sin ti”…

jajaja creo que tengo un romance enfermizo con mi blog… ¡que raro!

Bueno, pues actuando en un momento de rareza, decidí publicar la mayoría de las entradas que tenía guardadas como borrador, excepto tres que contienen pensamientos así medio intensos que involucran situaciones laborales y más personales dentro de la familia… prefiero dejarlos en la oscuridad.

Por otro lado, no quiero anunciar a los cuatro vientos “hey.. he vuelto, escribo de nuevo” porque realmente nunca me fui y porque sigo pensando que a las personas poco les puede interesar la vida “privada” de un tipo como yo… pero por si acaso: he vuelto.

Cómo sea, vuelvo a mi vieja terapia de escribir y publicar… lo cual es el verdadero ciclo, el acto completo, lo que sacia el deseo y la concupiscencia, lo que le da sentido a un blog:

Escribir y publicar, que otros lean y comenten si quieren.

Motociclista obseso

Silvia, una amiga/compañera del trabajo me pidió que le revisara la computadora porque a cada momento le aparecían mensajes publicitarios en su pantalla, así que accedí a revisarla con un programa anti-spyware-malware y bueno, como el proceso de revisión tardaba, ella me pidió que la acompañara a dar “la vuelta a la manzana” porque tenía frío; cosa muy cierta porque en este tipo de construcciones y edificios antiguos del centro histórico, la temperatura por lo general está por debajo de la temperatura ambiente.

Salimos, dimos la vuelta y luego se nos antojaron unos churros rellenos que al final de cuentas no compramos porque no nos atendieron rápido en la mesa que ocupamos dentro del local; nos paramos y nos fuimos…

Mientras íbamos camino de regreso al edificio Arronte, vi una moto Honda Twister, con motor de 250cc estacionada, voltee a mirarla hasta que ya no pude mantener el cuello ni la vista sobre ella porque continuaba caminando al ritmo de Silvia con dirección al Arronte.

Cruzamos la calle y metros adelante vi a una hermosura, una belleza con amortiguador trasero en medio, motor de 250cc, inyección electrónica y diseño estilizado; era una Fazer de Yamaha justo la moto que quiero (por lo menos) para evolucionar.

Igual que con la Twister, me quedé super clavado con la Fazer y bueno, creo que Silvia lo notó y yo lo noté poco después porque al principio había sido mero instinto el de voltear y mirar sin quitarle la vista ni un segundo.

Las únicas veces que he hecho eso, creo que fue mientras miraba a una chica despampanante por la calle hace ya algún tiempo; ahora solo me atraen las motos… eso ya puede ser algo preocupante.

Al otro lado de la puerta

Sentado en la sillita reclinable, frente a la frialdad de la luz del monitor LCD de 17 pulgadas,
escrutando con la mirada signos escritos en un lenguaje críptico que aumentan,
al caer las falanges sobre trozos pequeños de plástico,
rotulados con caracteres ISO-8859-1.

olivetti
En el pasillo contiguo, sobre una mesa,
está una máquina de escribir secretarial Olivetti
lo se a ciencia cierta porque hace un rato al pasar por ahí,
la observé.

Ahí estaba, con su gran carro tamaño oficio,
sus teclas antes gráciles y retraibles,
ahora lucen totalmente inamovibles, polvorientas y en desuso

En el pasillo contiguo, se escuchan pasos apresurados.

Después, un silencio parcial; de pronto: ruido.

El ruido es reconocible, alguien o algo ha comenzado a teclear,
la máquina de escribir secretarial Olivetti produce un sonido reconocible sin tanto esfuerzo
las teclas chocan sobre la cinta negra que a su vez, golpea contra el carro cubierto de caucho negro,
sin papel, sin nada que permita ver lo que se ha escrito, si es que se ha escrito algo.

tac tac tac tac tac; tac tac tac tac, ¡riiiiinggg! … Suena la campanilla.

Como acto reflejo, alguien o algo recorre el carro a su posición inicial,
como si fuera a iniciar un nuevo párrafo de la novela jamás escrita,
del poema mutilado, de la carta de recomendación obligada, del oficio de renuncia,
del memorándum con post data al final y hoja con membrete al inicio.

Silencio total.

La máquina de escribir secretarial Olivetti tuvo vida por unos instantes,
y ésta se esfumó al sonar de la campanilla
triste final para lo que alguna vez, tuvo tanta gracia y funcionalidad…

¿Qué será de mi cuando sea viejo?

Según yo

Si está escrito, es por algo; y si lo escribo es para recordarlo más adelante porque mi memoria es muy mala.

Algún día me reiré de todas las tonterías que publico.

Fue lo que dije un día, al tratar de explicar el porqué escribía en un blog.

Lo que me da risa es que ese día no ha llegado aún y ya van 6 años y 8 meses desde que inicié este proyecto, esta rara idea de escribir pavadas personales en un sitio colgado en la nube de Internet sigue sin hacerme reír.

No me hace reír, mas bien me hace reflexionar y notar que en algunos aspectos de mi vida, he madurado, que he mejorado mi ortografía, que sigo escribiendo sobre mujeres y esos rollitos sentimentales que según yo, duelen pero que al final no son tan graves; sólo aspectos de la vida de un hombre común que se enamora rápidamente, que entrega todo lo posible, a quien le dan todo lo posible y que aún así no queda satisfecho del todo porque siempre hay detalles pequeños que no permiten la plenitud que tanto anhelo; ya sea por causas de incompatibilidad de caracteres, de visiones espirituales distintas, de acciones o inacciones determinadas, de familia recelosa, de distancias físicas, de amor furtivo, de indecisión o tantas cosas más que he considerado relevantes y determinantes…

Al leer mis escritos anteriores, he notado que ahora sobresale a la vista esa falta de frescura en las publicaciones recientes, porque al leer cosas como esta, me asombro de saber que soy el autor; esa manera de relatar cosas tan sencillas (sencillas, no simples) como recibir un libro de regalo, ir a desayunar con Silvia y llegar a pensar en esos momentos que igual y me casaba con ella, eso si es algo irónico pues aún seguía sin imaginar lo que ocurriría después y la historia que surgiría con ilian y todas esas cosas que han ocurrido desde entonces a la fecha; todo ello me pone a pensar más que a reír.

Lo cierto es que no se en qué momento perdí la capacidad de narrar sucesos cotidianos de mi vida como si fueran una gran historia y me quedé simplemente apegado a los hechos, breves, escritos en signos abiertos pero secretos al mismo tiempo, cosas que tal vez, solo yo y las personas más allegadas a mi, logran entender; las demás personas no saben del porqué escribo lo que escribo y la forma en que lo hago, y eso se nota en los comentarios fuera de lugar, desviados totalmente de la intención del mensaje medular o simplemente no hay palabras que comentar y realmente me es indistinta la falta de comentarios, de hecho ya pasó esa época en que me parecía relevante y necesario que otras personas comentaran.
Y bueno, los años no pasan en vano, a lo largo de estos 6 años, lo único que me sorprende realmente es saber que hay más de un par de personas (llamándoles amigos si es posible) que leen (aunque no necesariamente dejen un comentario) de manera frecuente las cosas que pienso; de verdad… un gran abrazo para ustedes y no escribo nombres porque se que este mensaje queda claro para quienes va dirigido; pero repito… me sorprende que aún se den una vuelta por aquí.

Como ha sido de un par de años a la fecha, este espacio es mi hoja en blanco en la cual puedo decir todo o decir nada, pero simplemente escribir lo que yo pienso.

Si hay que creer en algo, creo que hoy sería un buen día para cerrar mi blog.

valar-statistics

Hoy en día, podría comparar mi situación personal y creo firmemente que es distinta a la de hace 6 años, que mis planes son otros; mis pensamientos son otros, mis acciones son otras y hasta mis emociones… otras.

Sí, un poco menos de aquello, y más de esto… pero ese es el sentido de la vida: El movimiento constante; lo que no se mueve, se petrifica, se pudre, se desvanece.

Chao.

Postdata: Saludos a Ro, que seguido anda curioseando por aquí.