Listas en cascada con jQuery, Kendo UI, XML y PHP

El problema es de lo más básico, sobre todo si se considera desde el punto de vista del usuario.

Desde el punto de vista del programador se trata de enlazar dos listas de selección, llenar las listas con los nodos de un archivo XML creado al vuelo a través de una consulta a una base de datos y filtrar la información dependiendo de la selección en la primera lista.
En forma visual se trata de lo siguiente.

Se tienen dos listas, la segunda lista está deshabilitada y se activa hasta que se haga una selección en la primera lista:

Con un XML (que se puede construir fácilmente con PHP) se llena la primera lista:

Cuando se elije una opción; se activa la segunda lista:

En la segunda lista, se filtran los datos del archivo XML para colocar únicamente los nodos que tengan correspondencia con la primera selección:

Ahora bien, para lograr esto, no se necesita reinventar la rueda pero si hay que poner algunas líneas de programación y comprender el proceso como se muestra a continuación:

Sigue leyendo

Anuncios

Cómo elegir qué carrera estudiar en la universidad?

Ahora que trabajo en la dirección general de bibliotecas, me doy cuenta de la importancia de muchas cosas, por ejemplo: la importancia de los libros, del trabajo del personal de la buap, de tener un trabajo que me gusta hacer, de haber elegido una buena carrera para estudiar en la universidad; pero… ¡hey, momento! no fue tan fácil ni a la primera.

Escribiendo por mi experiencia, puedo afirmar que llegado el momento de elegir qué carrera se estudiará por varios años en una universidad, es uno de los pasos más importantes en la vida… y no es fácil.

Muchas cosas de tu futuro dependen de ello, incluyendo tu futura situación laboral, económica y de crecimiento personal…

La historia personal que quiero compartir es la siguiente:
En el bachillerato fui un estudiante normal, ni flojo ni matado, pasaba mis materias con ocho, siete y algunos nueves, en realidad no destacaba en algo particular, únicamente me gustaba el basquetbol, pasar el rato con los amigos y claro.. ir a clase porque mis padres así me lo pedían.
Cuando terminé el 6o semestre, me enfrenté a una gran pregunta: ¿Y ahora, qué carrera voy a estudiar? y la respuesta que yo mismo me di fue: “ninguna, mejor me pongo a trabajar… a ganar dinero y seré muy rico en poco tiempo”.

En efecto, me puse a trabajar durante un año y la verdad, nunca llegué a ser rico o siquiera algo similar a eso, aunque sí, me compré algunas cosas materiales como ropa, zapatos, un discman (en mi época eran lo que hoy sería un ipod touch) y varias tonterías más que con el paso del tiempo se esfumaron, se rompieron o dejaron de funcionar.

Después de mi año sabático, decidí entrar a la universidad… claro, todos me lo decían

Estudia, es lo mejor que debes hacer.

Fue cuando decidí estudiar en la BUAP; claro… totalmente desinformado y con dudas, pero eso sí, decidí que la buapachosa sería mi futura alma mater; así que entregué mis documentos e hice el examen de admisión previa cuota y requisitos necesarios. Recuerdo perfectamente que el chaval que me atendió me dijo “¿A qué carrera te vas a inscribir?” y en ese momento, me pasó como en las películas, que durante un minuto pasan mil escenas por tu mente y cientos de recuerdos del pasado. El qué más sobresalió fue que durante mis estudios de secundaria (la gloriosa técnica número 35) llevé el taller de electricidad y fuí bueno en eso, tanto que hasta me fui a competir a nivel regional y gané pero en el nivel estatal me tronaron como ejote pero esa es otra historia; la cuestión es que ese recuerdo me hizo decirle al chaval que me había preguntado: “A qué carrera te vas a inscribir?” lo siguiente:

Electricidad o algo relacionado.

El me respondió: “Tenemos la carrera de electrónica, ¿esa quieres?” y yo le dije que sí.

Así fue como me inscribí en la Licenciatura en ciencias de la electrónica.

En mi primer día de clases, yo esperaba que nos enseñaran a desarmar y armar circuitos, radios, televisores y cosas por el estilo pero mi decepción fue grande al ver que mis primeras 4 materias eran:
Álgebra Lineal, Matemáticas elementales, Cálculo diferencial, Física I e Inglés I.

Como era de esperarse, reprobé la mitad y la otra mitad la aprobé con muy bajas notas.

No me enorgullece decirlo, pero la verdad metí la pata al elegir qué carrera estudiar y no es que la universidad fuera mala o que los profesores no enseñaran o que dejaran muchos ejercicios o que yo estuviera un poco distanciado de las matemáticas; mas bien fue mi mala decisión para algo tan importante en la vida.

Para no hacer el ralato mas largo, puedo resumir que estuve un año en la facultad de electrónica y luego, decidí (tras cursar la materia de programación) que mi verdadera vocación tendría que ver con las computadoras.

Fue así como hice nuevamente el examen de admisión y entré a la facultad de ciencias de la computación. El panorama fue distinto (aunque las matemáticas estaban presentes hasta en la sopa) y digo que fue distinto porque realmente me apasionaba la idea de hacer programas y aprender sobre esa novedad llamada Internet (era algo nuevo en el año de 1999) y así, surgieron un sin fin de cosas que me gustaron.

Conocí a muchas personas, aprendí todo lo que pude de los profesores de la facultad de computación, tuve dos grandes amores en la uni, me fui de borracho algunas veces, hice mi tesis, presenté mi examen profesional y a principios del 2009, una década después de haber elegido por segunda vez qué carrera estudiar, llegué a ser coordinador del área de Innovación Tecnológica en la Dirección General de Bibliotecas gracias a mi proyecto de tesis y el trabajo constante en algo que me encanta, que ni siento pesado y que realmente disfruto profesionalmente hablando.

La moraleja, si es que se le puede llamar así, radica en que algunas veces he platicado con chavales que están a punto de elegir qué carrera elegir y les puedo asegurar que no hay nada mejor que hacer una elección después de estar bien informado.

En mi caso… yo no supe cuales eran todas las carreras que ofrecía la universidad ni cuáles era los planes de estudio y por esa falta de información metí la pata y aunque luego corregí el camino, perdí dos años que jamás recuperaré.

Hoy, gracias a las nuevas tecnologías de la información y al esfuerzo conjunto en vicerrectoría de docencia, puedo decir:

¡HEY!
Antes de elegir algo tan importante para tu vida, elije algo que te guste a ti porque el futuro es para ti, no para tus amigos, ni para el vecino, tu papá o tus hermanos.
Es importante que conozcas la oferta educativa de la universidad autónoma de puebla, que veas de qué trata el proceso de admisión, analiza los planes de estudio de cada carrera, compara, pregunta si es necesario, no te quedes con la duda, y una vez que se estás bien informado, decide tu futuro.

Esa es mi recomendación para que no metan la pata como yo lo hice por estar desinformado…

Ser parte de la BUAP como estudiante (o trabajador, como es mi caso actual) es un gran orgullo; es una universidad pública que día a día está en búsqueda de la excelencia académica y ciertamente, yo que ando tras bambalinas puedo asegurar que hay muchísimas personas trabajando diariamente para que la universidad cada vez sea mejor, no solo en instalaciones, sino también en las aulas, en las bibliotecas, en el servicio al estudiante….

Espero que esto, le sea útil a alguien más…

Como hacer un time lapse con una cámara digital y una laptop

Mi pregunta era esta:

¿Cómo hacer un video en time lapse con una serie de fotografías digitales?.

Leyendo de sitio en sitio, fuí armando una respuesta concreta y al final del día, logré publicar mi primer video con ese efecto que permite admirar lo que pasa desapercibido en nuestro entorno por la relatividad del tiempo.

El principio básico para lograr el efecto de time lapse consiste en capturar una serie de fotografías en intervalos de tiempo (en segundos, minutos, horas, días, etc.), con el lente enfocando a un mismo plano (aunque he visto videos en donde hacen traveling con la cámara), es muy importante que la cámara esté fija, montada en un tripie.
Y finalmente, una vez que se tiene la serie, es necesario contar con el software que permita ensamblar en video la serie de imágenes captadas.

Yo utilicé lo siguiente:
* Cámara Canon XTi
* Tripié
* Cable usb para conectar la cámara a la PC y descargar directamente las imágenes al disco duro.
* Lámparas para iluminar el objeto
* Una sillita cómoda.

Para las cámaras digitales de un sólo lente reflex (DSRL) existen temporizadores (timers) que se conectan directamente a la cámara; estos dispositivos tienen su propia pantalla LCD en la cual se pueden establecer los parámetros de disparo; para Canon están los modelos TC-80N3 y RS-80N3.

En mi caso, a falta de un buen temporizador, utilicé mi laptop para capturar las imágenes cada determinado tiempo mediante el cable USB conectado a la cámara; instalé BreezeSys DSLR Remote Control el cual se puede descargar desde la página oficial como versión de prueba por 15 días o bien… una manera menos legal es utilizar el torrent

La interfaz del programa permite elegir todas las características de la cámara, como tiempo de exposición, valor de apertura, auto enfoque, balance de blancos, resolución, ruta de almacenamiento, etc; así como los intervalos de tiempo. Recomiendo apagar el display de la cámara (pulsando varias veces el botón DISP.) y desactivar la revisión automática; con la finalidad de ahorrar energía y tener prendida la cámara el mayor tiempo posible.

Para ensamblar las fotografías y hacer un video, utilicé Video Match que también es una versión de prueba por 15 días, aunque hay otras vías para evitar restricciones.

Finalmente, para editar la pista de audio para el video, utilicé Audacity que es un editor de audio, así como VirtualDub para procesar el video; ambos programas son de distribución libre y de código abierto.

En sí, no es complicado hacer un time lapse, lo único que se requiere es paciencia y el equipo básico… en los próximos días, haré otros intentos, ojalá obtenga un mejor resultado, comparado con mi primer intento:

Después de estar un rato en silencio

ilian ya lo sospechaba…

De seguro escribes y no lo publicas, según dices que ya no vas a escribir pero yo lo dudo.

La verdad es que tenía toda la razón… sigue siendo difícil divorciarme de mi blog, tantos años juntos, tantas letras, tantas cosas “compartidas” que si bien, a pocos pueden interesales, a mi me sigue pareciendo un buen lugar para soltar el rollo de mis pensamientos, lo cual me causa cierto placer, aunque, pensándolo bien… algo de exhibicionista he de tener puesto que no es lo mismo escribir y tener los pensamientos “guardados” como un borrador, que oprimir el botón de “publicar” y aunque ando sermoneando a medio mundo con que según: “yo escribo para mi” pero curiosamente me contradigo al hacer público lo que se supone “es solo para mí.

Es una relación extraña entre los pensamientos y el proceder… ciertamente, algo extraña aunque siento que soy sincero y digo la verdad.

Creo que esto del blog es como una relación enfermiza del tipo “te odio pero no puedo vivir sin ti”…

jajaja creo que tengo un romance enfermizo con mi blog… ¡que raro!

Bueno, pues actuando en un momento de rareza, decidí publicar la mayoría de las entradas que tenía guardadas como borrador, excepto tres que contienen pensamientos así medio intensos que involucran situaciones laborales y más personales dentro de la familia… prefiero dejarlos en la oscuridad.

Por otro lado, no quiero anunciar a los cuatro vientos “hey.. he vuelto, escribo de nuevo” porque realmente nunca me fui y porque sigo pensando que a las personas poco les puede interesar la vida “privada” de un tipo como yo… pero por si acaso: he vuelto.

Cómo sea, vuelvo a mi vieja terapia de escribir y publicar… lo cual es el verdadero ciclo, el acto completo, lo que sacia el deseo y la concupiscencia, lo que le da sentido a un blog:

Escribir y publicar, que otros lean y comenten si quieren.

A dormir buho

Estos últimos días he dormido poco, pero hoy fue mi último día de desvelo, al menos en esta semana.

Son las 03:47 am del día Sábado y al fin, he terminado la galería de las pulseras de plata que estamos armando (Landy y yo); así que ya me puedo irme a dormir unas buenas 8 horas seguidas.

Espero que todo el esfuerzo invertido, nos de buenos dividendos.

See ya.

Mi super lente tamrom 18-200mm

Bueno, creo que ya se me está haciendo costumbre hacer resúmenes semanales, esta vez comenzaré por el viernes de la semana pasada.

Pues si, el Viernes 6 fui a una comida que ofreció la dirección administrativa del campus Tehuacán, por motivo de la donación de la camioneta RAM que tenía antes la DGB y que el Lic Alfredo se las otorgó, ya que recientemente se adquirió una Trafic de Renault con muchísmo esfuerzo.

A la comida fueron el Lic. Alfredo, el Mtro Germán, el Mtro Ricardo, la Lic. Silvia Manjarrez, la C.P Anabel, Adulfo y yo.

Nos atendieron muy bien, pero lo mejor de todo es que la plática y la compañía fue muy buena, pues la directora del campus Tehuacán y el Lic Alfredo intercambiaban opiniones interesantes y yo estaba sentado próximo a ellos. Creo que más que ir a comer, fui para aprender.

El Sábado y Domingo, miré películas, las más notables: Slumdog millionare y The little princess. de Danny Boyle y Alfonso Cuarón respectivamente.

De Lunes a Viernes, nada excelso que narrar respecto al trabajo, por parte de la maestría he de escribir que ya inició una nueva materia que se llama “Investigación de Operaciones” y el profesor tiene una dinámica de trabajo bastante activa y un tanto desesperante porque no da tiempo de nada, nos trae a la carrera… aunque eso sí, es notablemente interesante.

La primera clase nos formó en equipos de 5, luego nos entregó hojas de papel y nos pidió que cronometráramos el tiempo que tardaba cada uno de nosotros en hacer un avión de papel; después puso condiciones de calidad y de cada equipo, descartó los aviones que no alcanzaban la meta de calidad (forma del doblez, distancia de vuelo, aspecto visual, etc). Finalmente nos pidió que hiciéramos un balance general en base al costo de “fabricar” cada avión y el preció al que se “vendía” cada avión que había superado las pruebas de calidad.

Al final, la mayoría de los equipos presentó un balance financiero con pérdidas, excepto nosotros (jajaja que chido es eso) que nuestros 5 aviones superaron las pruebas y hasta obtuvimos “utilidades netas”.

La moraleja del ejercicio es que no solo es suficiente hacer las cosas rápido y sólo por hacerlas (ser eficaces), sino que se deben hacer con calidad, rapidez, etc. (ser eficientes).

Su ejercicio me dejó impresionado por la contundencia de sus explicaciones y la forma tan práctica de lograrlo.

Respecto a esta materia, sólo me resta escribir que nos ha dejado como 18 ejercicios de Promedios simples, Regresiones lineales, Predicciones, etc… sí que va rápido (pero se le entiende muy bien)

Este viernes 13, no hubo labores; de hecho se suspendieron hasta el próximo Martes 17 de Marzo.

Ayer Sábado recibí mi lente Tamrom que llegó desde Texas al D.F y la verdad, ando súper contento, me costó relativamente caro, aunque más barato de lo que pudiera haberlo conseguido en Puebla.

Este lente es una belleza… me encanta tanto que ya le tomé varias fotos y a partir de ahora, sólo utilizaré este lente, guardaré mi lente Canon 28-90mm en su cajita. Por cierto… mi jefe me dijo hace un par de semanas que le gustaría ver una exposición con fotografías (mías, no de mi) en el complejo y por supuesto que le dije que si, también se lo dijo a Jessica y ella también aceptó.

He tratado de ponerme de acuerdo con Jessica para hacer nuestra selección de propuesta pero no la veo muy decidida; de inicio estaba muy animada por la idea pero cada que tratamos de vernos, ella siempre me sale con que tiene otro compromiso con su novio o su hija o X causa, así que no hemos coincidido, le insistiré más veces porque la verdad ella tiene fotografías muy buenas y me encanta la idea de que tengamos una expo juntos.

Por otro lado, he estado pensando en la temática de mi material y he decido que sean tomas nocturnas del complejo cultural universitario, así que aprovecharé que ya tengo mi nuevo lente para intentarlo. Valdrá la pena, estoy seguro.

Hoy Domingo, pues ya metí la ropa a la lavadora, me hice de comer y siendo las 11:19 am, estoy listo para ver una película; esta vez creo que será el turno de “Scarface” de Al Pacino. A ver que tal…

Detección de fuentes no citadas

Hasta hace algunos meses, yo no consideraba importante realizar citas bibliográficas en mis trabajos escolares ni mucho menos hacer referencias a las fuentes de información que había consultado.

De hecho, de no ser por… una gran persona, no hubiera adquirido el buen hábito de agregar las referencias necesarias cuando incluyo un texto en una presentación, cómo la que hice algunas semanas para la materia de Problemas actuales de México, y aunque mi estilo realmente necesita una refinación, creo que ya voy al menos por el buen camino de incluir las citas, lo cierto es que intento adoptar el estilo APA así que tendré que documentarme bien para lograr el objetivo.

A raíz de estas buenas costumbres adquiridas por influencia regia, he propuesto el nuevo proyecto que desarrollaré para la DGB y que consiste en lo siguiente:

  • Tomar un archivo de texto, de inicio sólo pdf’s o txt
  • Extraer su contenido
  • Segmentar el documento en fragmentos semánticos de 25 palabras o bien, por oraciones completas (hasta donde aparezca un punto y seguido o un punto final)
  • Buscar el fragmento en Internet usando la API AJAX de Google para búsquedas
  • Si el fragmento está registrado en Internet, quiere decir dos cosas:
    1) El fragmento incluido no es propiedad intelectual del autor
    2) Se ha omitido hacer la cita o referencia pertinente lo cual puede ser penalizado por cuestiones de autoría.
  • Al final del análisis el sistema dirá qué porcentaje de originalidad tiene el documento, en base al número de fragmentos que lo componen y el número de coincidencias localizadas en la web.

En sí, eso fue lo que presenté en la reunión que tuvimos el viernes en la Unidad de Recursos Interactivos como parte de la revisión por la dirección que se efectúa el último viernes de cada mes.

Honestamente, me sentí muy nervioso durante la presentación, especialmente porque estaba mi jefe, los directores de todas las bibliotecas, coordinadores de otras áreas como Sistemas, Diseño gráfico, Bibliometría, etc…. puuffff y a mi que me gusta tener el mayor control posible; la verdad es que no logré mantener el pulso normal.

Al final, mi jefe quedó complacido con la idea del proyecto y también hubo buenas sugerencias aunque no faltó el que me preguntó porqué iba yo a utilizar el API de Google y no a realizar un desarrollo desde cero como siempre lo he realizado.

De entrada, estoy convencido que no voy a re inventar la rueda y este proyecto supone varios retos interesantes pese a lo que pudieran pensar algunas personas; como sea, creo que este proyecto puede ser útil incluso para más personas de las que comprende la DGB; lo cual me pone contento porque de esa manera, se puede impactar en otras áreas de oportunidad y mostrar lo que se está haciendo al interior de las bibliotecas que es más que prestar libros y hacer encuentros bibliotecarios un par de veces al año…

Al final, solo resta una línea:

Gracias por la inspiración.